(+34) 974 357 230 oficina@festivaljaca.es

Jaca, nexo al mundo. El contraste de las costumbres, mayor que el del folclore

Jaca, nexo al mundo. El contraste de las costumbres, mayor que el del folclore

No importan los miles de kilómetros que separen al Pirineo aragonés de la lejana Asia o del corazón de África. El Festival Folklórico de los Pirineos lleva más de cincuenta años acercando culturas, costumbres y, en definitiva, acercando personas. El público jaqués tiene la oportunidad de admirar los espectáculos y sorprenderse ante ellos, escuchando y descubriendo ritmos y coreografías llegados de todos los rincones del mundo. Pero no menos atractivo es descubrir qué se esconde detrás de esos dances y melodías, conocer de cerca la cultura, el estilo de vida y las costumbres de estos remotos países.

IránBushehr es una región situada en pleno golfo pérsico iraní, y es de ahí de donde procede el grupo Leymer. MohammadReza Beladi, director del grupo, comenta que a pesar de la distancia geográfica, la distancia cultural no es tan grande, pues Bushehr es “un centro histórico importante para los países de alrededor”, un lugar donde se puede encontrar una auténtica mezcla de culturas. Por este motivo, el espectáculo del grupo Leymer “va a gustar a la gente, porque en el verán sus propios reflejos”, asegura Beladi.

Beladi destaca la histórica amistad entre la civilización europea y la iraní. De hecho, el director del grupo Leymer aprecia grandes similitudes entre Irán y España, en aspectos como la arquitectura. Beladi cuenta que Irán es un país en cuyo extenso territorio, unas tres veces España, “conviven pueblos con culturas y religiones distintas, pero todos bajo una misma bandera”. El representante del grupo también destaca la hospitalidad de los iraníes, siempre dispuestos a abrir las puertas de sus hogares.

Por su parte, los miembros del grupo Raaga, que traen a Jaca el “Garba”, una de las danzas pop más famosas de la India, destacan la presencia de la religión en su país, “Hacemos un baile sagrado para los dioses”, comenta uno de ellos, quien dice que la ausencia de la religión en la cultura de nuestro país es una de las mayores diferencias que aprecia entre India y España.

Conjunto Folklórico “RAAGA” de IndiaSin embargo, lo que más les ha sorprendido a los integrantes del grupo hindú ha sido que las calles o los transportes no estuvieran siempre abarrotados. Pese a que Jaca llega a cuadruplicar su población habitual durante estos días, nada tiene que ver con las calles prácticamente intransitables de Bombay o Delhi, en uno de los países más poblados del mundo. Los miembros de Raaga también destacan las diferencias que aprecian entre la vida diurna y la nocturna, así como “el gran respeto que hay a las leyes” que aprecian en España. Los artistas hindús comentan que es algo “necesario en la democracia”, algo que en su país “deben aprender de los españoles”.

Con tan solo desplazarse unos metros desde donde actúa el grupo Raaga, nos encontramos con el conjunto Crane, llegado desde Uganda, en la África ecuatorial. Con tan sólo ver su espectáculo se puede conocer gran parte de su cultura, con grandes instrumentos artesanales que reflejan el respeto a las tradiciones más ancestrales. Las vestimentas que lucen también ayudan a comprender la importancia de la cultura tribal en el país: faldas artesanales que tanto mujeres como hombres visten, provenientes de un país en el que conviven diversas religiones.

María José Bernad, acompañante del grupo, comenta como pequeños detalles de la ciudad, a los que no están habituados, les han impactado: “No paran de enredar con los surtidores siempre que pasamos por alguna fuente”. A los integrantes del grupo también les ha sorprendido que las familias españolas no suelan tener más de dos hijos, pues están habituados a grandes familias de 9 o 10 miembros. Bernad cuenta que incluso han preguntado si en España existía “un límite de hijos establecido por el estado”.

Ya sea conversando con los artistas llegados de Irán, conociendo más de cerca el modo de vida de la India, disfrutando del espectáculo de los ugandeses, o interactuando con cualquiera de los restantes grupos llegados de todas las partes del mundo; el festival es la ocasión perfecta para darse cuenta de lo que nos une y aprender de lo que nos diferencia.

Ignacio López Soláns

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies